lunes, 12 de abril de 2010

Frankfurt y Berlin, Alemania

Marzo de 2010 visita a Frankfurt y Belin:

He de decir que este viaje lo realizamos con poca previsión y así salieron las cosas...pero no nos arrepentimos de nada.

Para empezar tuvimos que salir desde Alicante y eso teniendo que ir desde Valencia el primer dia de fallas quiere decir que has de salir con mucha antelación. Una vez conseguimos salir de Valencia nos dirigíamos hacia el aeropuerto de Alicante para volar hacia Frankfurt con Ryanair i/v por 150€ aproximadamente teniendo en cuenta que hay que coger otro vuelo hasta Berlín.
Al llegar a Alicante dejamos el coche en el parking Victoria donde por 30€ puedes dejar el coche toda una semana y ellos te acercan al aeropueto y te recogen a la llegada, está bastante bien.

Salimos para Frankfurt y a nuestra llegada lo primero que hicimos fué coger un autobús que tarda 1h y 40min en llegar a la ciudad y hace una parada previa en el aeropuerto internacional de Frankfurt, nosotros bajamos en Manheimer Street.
Una vez en Frankfurt teniamos reservado habitación en un albergue juvenil (Frankfurt - Haus der Jugend en la calle Deutschherrnufer 12) y tan solo nos costó 16€ por persona y noche con desayuno incluido, el albergue está muy bien, es muy grande y hay bastante gente, los servicios están muy limpios y es todo bastante moderno.

En Frankfurt estuvimos muy poco, solo estábamos de paso pero yo destacaría el Galileo Building, la Euro Tower, Westendtower, Gebäudekomplex Commerzbank AG ( por la noche llama mucho la atención), Maintower y Römer que es la plaza donde está el parlamento, pero no puedo dar muchos más datos de Frankfurt ya que como digo fué una visita exprés!

Pretendíamos ir hacia Berlin con el tren pero a última hora vimos que los precios con el tren nacional (http://www.bahn.com/) habían subido en exceso (130€ por persona)solo éramos 2 pero aún así salía mejor alquilar un coche que solo nos costaba 90€ y lo devolveriamos a nuestra llegada a Berlín previo repostaje de 60€, así que ahorramos dinero.

Llegamos a Berlín y la verdad, ya teníamos ganas pero después de dejar el coche en la sucursal correspondiente de Europcar en Alexanderplatz fuimos a coger el autobús que nos llevaría a nuestro hotel, en realidad nos hubiese llevado si lo hubiesemos cogido en la dirección correcta. Pero una vez solucionado el problema, cambiar de dirección, llegamos a nuestro hotel, todo parecía perfecto hasta que llegamos al hotel y vimos que era de gays ( no nos importó, pero al principio si es verdad que nos chocó un poco, no ibamos preparados, éramos 2 chicos con reserva en un hotel gay sin saberlo!, bien!) pero bueno entramos sin prejuicios y excepto una visita a las 5am que tuvimos un día que nos resultó impactante, el resto de días pasaron sin incidentes y bastante agradables (reservamos a través de booking y solo vimos las fotos y nos gustó su localización, eso sí si volvemos a Berlín prometemos quedarnos en el mismo hotel),el hotel es http://www.axelhotels.com/ y no salió muy caro tampoco 60€ por noche.

En Berlín dedicamos el primer día a ver el Aquarium ya que era mitad tarde cuando saliamos del hotel, el precio es de 12€ aunque puedes sacarla junto con la del zoo y te ahorras algo. El Aquarium es visita obligada tanto si te gustan los animales como si no ya que hay especies muy llamativas.
El día siguiente lo dedicamos a pasear un poco por la zona, vimos Kaiser Wilhelm Gedächtniskirche - memorial church, y dedicamos la mañana a ver el Zoo que nos costó otros 12€, eso sí dedicamos 5 horas para poder ver todos los animales del zoo, yo particularmente me quedo con los hipopótamos. Comimos en el restaurante del zoo por 7€ aproximadamente un plato y bebida.
Una vez salimos del zoo nos dirigiamos hacia Nollendorfplatz por que hay una tienda llamada Garage donde venden ropa a peso y supuestamente está bastante bien, digo supuestamente porque nos dejamos la dirección en el hotel y no la encontramos, pese a preguntar a varias personas.

La noche del sábado salimos de fiesta un poco y fuimos a Maxxim una discoteca muy cerca del hotel en Kufürstendamm los pasamos muy bien, la discoteca tiene varias salas y mucha gente joven, eso sí los domingos no es lo mismo es mucho más exclusiva hay que ir muy bien vestido y aun así no te aseguras que te dejen entrar, pero vale la pena intentarlo, otra discoteca que está muy bien es Berghain.

Dejando la noche berlinesa a un lado fuimos a ver la Alexanderplatz y la isla de los museos, aquí es donde se concentra la mayoria de cosas importantes de Berlín, la torre de la TV, la catedral, los museos y muy próximo a todo esto está las puerta de Brandenburgo que es uno de los monumentos mas representativos de esta ciudad y al lado el parlamento o Reichstag donde se recomienda ir a última hora ya que la cola es considerable y a última hora parece que hay menos gente, el parlamento tiene una cúpula (diseñada por Norman Foster, que representa que el pueblo está por encima de los políticos) a la que puedes subir, es gratuita la visita y tienen auriculares en todos los idiomas que te explican todo lo que se va viendo, está muy bien.
Entre estos dos monumentos esta Tiergarten que era un antiguo coto de caza y es un parque enorme, pero con un breve paseo creo que es suficiente además queda ver el monumento del Holocausto aunque tampoco requiere mucho tiempo.

Dedicamos también parte de nuestro tiempo a ver la casa okupa de Tacheles que sobrevivió a la II Guerra Mundial y nos gustó mucho tiene dentro algún bar donde tomamos una cervecita y descansamos observando los graffitis y disfrutando de las vistas y la música, también compramos alguna obra de alguno de los artistas que se exponen allí.

Después de estas visitas dejamos una imprescindible para el final bajando en la parada de metro de Warschauber junto al muro de Berlin donde quedan 700 metros de historia con las obra de diferentes autores sobre el muro, frente al muro también se encuentra el O2 World donde se realizan diferentes conciertos y espectáculos.
Como dato curioso, se puede comprar parte del muro con certificado y todo, es un poco caro y no sé hasta que punto es un trozo de muro de verdad pero bueno la opción está ahí.

Es una ciudad que requiere bastante tiempo si quieres verla y disfrutar de ella al completo, no descarto otra visita ya que me encantó y el tiempo pasa sin que te des cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada